«

»

Ene 08

Eliminar Chromium de Linux Mint

googlechrome666No es ningún misterio desinstalar un programa en cualquier disto de GNU/Linux como lo es Linux Mint, en este caso 17.2 que a su vez está basada en Ubuntu que está basado en Debian, así funcionan las distros en el mundo Linux y aunque al principiante le resulte algo confuso, con el tiempo notará las ventajas de tantas distros.

Pero antes de abrir una terminal y realizar el famoso apt-get remove o para los alérgicos a las terminales, ir al centro de software y desinstalar desde allí, en el caso del navegador Chromium o su hermano Google Chrome, habrá que, según gustos y/o necesidades, tomar algunas medidas adicionales.

chromium1Accediendo a la configuración del navegador, borrar datos de navegación, como ser el historial, cookies, caché, formularios de autocompletar, que, como vemos, no es poco. Antes de eso, podemos copiar (exportar) los marcadores a HTML y luego importarlos desde otro navegador (otro navegador=Firefox).

chromium2Indispensable marcar la casilla para borrar todo. También se puede ver en Panel de control de Google un informe de los datos que mantiene Google, eso sí, todo encriptado, para seguridad del propio Google, que no le roben tus datos que cuestan dinero.

chromium3No quiero dejar pasar la oportunidad de escribir algo acerca de la casilla marcada por default “No salir de la cuenta” y la sugerencia de Google respecto de las “precauciones”, lo resumiré: la mejor precaución que se puede tomar es precisamente destildar esa casilla, que al único que no le conviene que esté destildada es a Google, de esa forma, sin que el 99% de los usuarios se percaten, Google está recopilando absolutamente todo lo que haces y para peor, con tu consentimiento, el cual se lo diste, no desmarcando la casilla “No salir de la cuenta”.

chromium4Ahora sí llegó el turno de borrar, bien sea desde la terminal o el centro de software. Más rápido desde la terminal:

sudo apt-get remove chromium-browser

chromium5Aún así, en la carpeta .config nos encontraremos con todo esto. ¿Qué hacer? Simple, borrar la carpeta chromium.

chromium6También en la carpeta .cache hacemos lo mismo, eliminamos la carpeta o directorio chromium.

chromium7Obvio, se puede usar purge junto con remove o después. Veamos después de todo eso ejecute desde la terminal:

sudo apt-get purge chromim-browser

Como puede verse en la terminal y en el navegador de archivos detrás de la misma, aún quedan archivos, la mayoría imágenes o alguna librería, nada trascendente, se puede dar por concluida la extracción de Chromium.

¿Por qué?

El principal motivo fue que la versión que utilizaba, la 53, me bloqueaba páginas como nada más ni nada menos que sourceforge.net argumentando que lo hacía para defenderme entre otras cosas por el tema privacidad, algo que viniendo de Google, parace un chiste de muy mal gusto o humor negro directamente. Obviamente usando el buscador Google no encontré nada de información sobre la censura de Google a páginas como Sourceforge. Acudí al buscador Bing y a la interfase de búsqueda DuckDuckGo para informarme acerca del bloqueo por parte de Google a sourceforce.net y encontré bastante información que no encontré en los resultado de búsqueda proporcionados por Google que “no censura ni manipula resultados”. El tema fue que por un “bug” (si como no, me la creo y todo) y un supuesto problema de certificados de Symantec, cientos de webs quedaron marcadas como inseguras y lo peor de todo es que el navegador ni siquiera daba la opción de ingresar de todas formas, debía acudir siempre a Firefox para acceder a las mismas. Este lamentable incidente se solucionaba en el caso de Chomium, instalando un nueva versión y en el caso de Chrome creo que con una actualización alcanzaba.

Y como di de baja varios blogs de Blooger y quité anuncios de AdSense me di cuenta de que esa comodidad de utilizar un navegador de Google por la total compatibilidad con sus aplicaciones, ya no la necesitaba, pues ya ni me calentaré por las herramientas para webmaster ni nada, es más, pienso desactivar todo eso y hacer un sitio en el cual no haya ningún rastreador ni de Google ni de nadie.

Lo bueno, regresé a Firefox, más rápido y liviano, si bien no es la maravilla de otros años, sigue siendo la mejor y más personalizable opción entre los pocos navegadores de Internet que sobreviven al Gran hermano Google.

Fuente de la imagen destacada.